¿Por qué se pierde una maleta?

17436549_m

Si todavía no te han perdido una maleta en el aeropuerto, ¡felicidades, eres un afortunado!. Si además viajas a menudo, tu fortuna se multiplica por cada vuelo que haces sin pérdida de maleta pero recuerda que cualquier día esa fortuna puede cambiar y  tu maleta pasa a formar parte uno de esos veintiséis millones de maletas que se pierden cada año.
Aquí puedes ver un resumen de Allianz con todos los datos:

maletas - wimbag - allianz

Como si fuera un milagro la recuperarás al día siguiente, con mucha suerte a los pocos días y con algo de suerte simplemente la recuperarás algún día. Pero ¿sabes cuáles son las causas más comunes por las que se pierde una maleta?
Aquí te dejamos algunos motivos:

  1. Fallos en las escalas. Los vuelos con conexiones son los más críticos para las maletas. En el cambio de avión se extravían las maletas y se meten en las bodegas de un avión diferente. Puede ser que tu maleta, que tenía que aterrizar contigo en el aeropuerto de Castellón (uy! mal ejemplo… digamos, en el aeropuerto de Tenerife Sur) se quede en el aeropuerto de escala mientras tú te subes a otro avión diferente… o peor aún, que acabe en el aeropuerto de Chihuahua, en México.
  2. Fallos de etiquetado en facturación. Si tu maleta lleva un código que no es el correcto desde que el personal de facturación la etiqueta, nunca llegará a su destino real. Es complicado que esto pase porque el etiquetado suele salir vinculado a tus billetes, pero en contadas ocasiones pasa. No es lo mismo que lleve el código SCQ de Santiago de Compostela que el de SVQ de Sevilla.
  3. Fallos humanos en el porteo. Sí, todos lo hemos visto alguna vez. La maleta se cae del carrito en el trayecto desde la terminal hasta la bodega del avión y nadie se da cuenta. Bueno, tú sí porque lo estás viendo mientras te tomas un café en la terminal, pero el señor que carga las maletas no parece haberse dado cuenta. Y allí queda la maleta, sola, abandona a la suerte… un panorama desolador.
  4. Tu propio fallo. Has ido con tiempo suficiente para pasar el filtro de seguridad y esta vez no vas a facturar la maleta. Te has asegurado que cumple todos los estándares de seguridad, las medidas establecidas por la compañía y ya nadie puede separarte de tu maleta. Pero mientras estás en la librería de la terminal eligiendo la prensa que vas a subir al avión (ay! aquellos maravillosos años de la aviación en el que te daban prensa a bordo.. ¡y gratis!) te despistas y alguien se lleva tu maleta. O tú la de otro. ¿Y ahora qué? Si estás en el aeropuerto de A Coruña o en el de San Sebastián, quizás encuentres a la persona que se ha llevado tu maleta… ¿pero y si estás en un aeropuerto grande? ¿Cómo le vas a localizar? Tenías que haberle hecho caso a esa persona que te dijo: “etiqueta la maleta con tu nombre, tu teléfono y no te compres ese modelo que es el más vendido. Compra un color diferente para que puedas distinguirla desde el otro lado de la terminal”.

Pero ahora ya es tarde. El caso es que tu maleta no está… y ya sabes lo que te vamos a decir, ¿verdad?
Con Wimbag, sabrías dónde está tu maleta en cada momento y además podrías haber realizado todas las gestiones para encontrarla desde la aplicación de tu teléfono móvil.
¡Ten paciencia! En unas semanas lanzaremos nuestra campaña de Crowdfunding y puedes ser uno de nuestros colaboradores.
¡Wimbag revoluciona la forma de viajar!